viernes, 6 de julio de 2012

Patrocinando el Reino de Dios- Diezmos- Primicias

PATROCINANDO EL REINO DE DIOS

En el mundo se llevan a cabo cantidad de eventos producto de la forma de vida de una comunidad. Todos estos eventos son importantes de manera relativa para cada grupo social. Pero ninguno de ellos sería posible si no existieran personas que estén dispuestas a patrocinar dichos eventos.

Hay personas que patrocinan eventos culturales y deportivos. Y  eso nos parece bueno.

Pero hay personas que utilizan sus empresas, la bendición que Dios les dio para patrocinar la guerra, la muerte entre los mismos hermanos. Hay gente que da dinero para la compra de armas, para el entrenamiento de personas quienes han de llevar muerte.

¿POR QUÉ PATROCINAR EL REINO DE DIOS? Jehová, tiene un deseo y ese deseo es que todo el mundo sea salvo, para lograr este propósito es necesario pelear la buena batalla del Evangelio y ya que estamos en este mundo necesitamos recursos económicos para poder lograrlo. las Iglesias pueden existir gracias al aporte de personas generosas, unas Iglesias le llaman contribución voluntaria otras le llaman Diezmo, no importa cómo le llamen total es lo mismo .Pero además de esto también hay otras razones para hacerlo:

1º DAMOS HONRA A DIOS. (Prov.3:9) es una forma de agradecer todo lo que Dios nos ha dado y ha hecho por nosotros.

2º  ES UNA INVERSIÓN 
(2.cor.9: 6-7) De acuerdo como yo invierta en el Reino de Dios es la ganancia que puedo tener, si siembro poco, poco cosecho, pero si siembro Generosamente, generosamente cosecho.

3° ABLANDO EL CORAZÓN DE DIOS. (2.cor.9:7) Dios ama al dador alegre al que lo hace, con alegría, sin tristeza. Ni por necesidad. Si Usted lo hace hágalo porque quiere agradar el corazón de Dios ayudándole a cumplir su deseo de que el evangelio sea predicado en todo el mundo.
4º  DIOS DERRAMA BENDICIONES. (Malaquías 3: 10) Dios promete que a través del Diezmo en nuestra casa nunca faltara el alimento, ni la provisión de cada día.

5º  DIOS BENDICE LO QUE GANAMOS: (Malaquías 3: 11-12) Dios mismo reprende al devorador de nuestras finanzas, esto quiere decir que lo que ganemos será bendito, por lo tanto con lo que ganemos será suficiente para vivir dignamente.

CÓMO DEBO HACERLO. Dios quiere que lo hagamos conforme hayamos prosperado (1.cor.16:2) pero como Dios es un Dios de orden ha diseñado una estrategia para que el hombre fiel pueda establecer con claridad su nivel de prosperidad. Veamos cuál es esa estrategia que Dios diseño para su pueblo en la antigüedad, pero que la podemos aplicar hoy como una medida excelente para saber nuestro nivel de bendición y prosperidad.

DIEZMO LA ESTRATEGIA PERFECTA. (lev.27:30-37) la mejor manera para que una persona pueda determinar de manera equitativa. El nivel de crecimiento en cualquier área de su vida es tomando un porcentaje, Dios ha determinado que ese porcentaje sea del 10%. De esta manera no damos lo que nos sobra sino lo mejor como él quiere, Dios desea que lo hagamos por amor más que por obligación (Luc.21 .1-2) Cuando diezmamos no solamente estamos ayudando a extender el Reino de Dios por todo el mundo, sino que también demostramos nuestro agradecimiento por todo lo que él ha hecho en nuestra vida al igual que aceptamos la soberanía de Dios en nuestras vidas, pues solamente un súbdito es capaz de dar tributo a su Rey (De.26:11 -19).

Los diezmos y las ofrendas dedicadas a Dios, no pueden ser utilizados en otras actividades. El hacer buenas obras y honrar a padres son un mandamiento adicional diferente al Diezmo (Mateo. 1 5:5) (Mar.7:11) ayudar a los necesitados (Mat.25:35-46)
Cristo nos dice que hay que hacer buenas obras, sin olvidarnos del Diezmo, o viceversa, Diezmar pero sin olvidarnos de hacer buenas obras. Mateo 23: 23

La casa de Dios está ligada a nuestra propia casa. Todo lo que yo pueda hacer por la casa de Dios se proyecta en la mía, a veces nos quejamos por que el sueldo no nos alcanza (echado en saco roto) Dios nos pregunta ¿por qué será? Ageo 1: 2-15.

LA BENDICIÓN DE LAS PRIMICIAS

 INTRODUCCIÓN

Primicia: (Del latín primirae, arum, primicias). Fruto primero de cualquier cosa. Prestación de frutos y ganado que además del Diezmo se daba a la Iglesia.
Primera cosecha o ganancia. También tiene que ver con una parte escogida de los primeros frutos. La primicia, como su nombre lo indica lo primero”
Lleva dentro de su práctica el reconocimiento de que Dios es digno de ocupar el primer lugar en todas las cosas. Como reconocimiento de que los frutos de la cosecha provenían de Dios, los israelitas llevaban al templo una porción de los primeros frutos de la cosecha (Ex 23:19; Levíticos 23:10; Deuteronomio. 26:1-11).

Es un concepto que nace en el campo pero se extiende a todas las actividades de la vida humana (negocio, sueldo, pensiones, arrendamientos, cosechas, crías de animales y otros). Dios ha querido inculcar en su pueblo la necesidad de tenerle a él en primer lugar.

Veamos las respuestas a algunas preguntas con relación al tema:

1. ¿Qué son las primicias?

Era una de las muchas maneras que Dios enseño a su pueblo a practicar dentro del principio universal del dar. (Levíticos 2: 14; 23:10,11 y 15-17).
1.1. Es un acto de justicia y un medio de bendición para el pueblo.

1.2. Un acto de justicia: (Deuteronomio. 18: 3-5). Por cuanto Dios soberanamente escoge a través de autoridades delegadas y entre su pueblo, a sus siervos que administraran en su nombre y guiaran a su iglesia en sus caminos, dedicándose tiempo completo al servicio del señor y siendo necesario su sostenimiento de parte de la Iglesia. Las primicias son un derecho (V.3) que Dios ha otorgado a sus siervos las cuales reciben del pueblo como reconocimiento de su labor (V4, 5)1 corintios 9: 7-14

1.3. Un medio de bendición pará el pueblo: (Prov. 3: 9-10). Dar las primicias tiene promesa de provisión, de abundancia, Dios se compromete a llenar nuestros graneros. Toda promesa tiene una condición. La condición es lo que Dios espera que nosotros hagamos lo cual no es gravoso, ni inalcanzable. Es la parte nuestra.

La condición la encontramos en el versículo 9. En cambio la promesa es lo que Dios hará a nuestro favor, solo El lo podrá hacer. Es la parte de Dios. La promesa la encontramos en el versículo 10. ¿Quiere usted que Dios cumpla su promesa? Preocúpate por cumplir la condición y la promesa vendrá.

En nuestro contexto. Las primicias tienen que ver con el ofrecimiento al Señor del primer sueldo recibido. O del primer ofrecer la mitad como primicia, o una cuarta parte del, o también escoger el valor equivalente a uno, dos, tres o cuatro días de trabajo.

(La cantidad que el cristiano disponga en su corazón conforme a la medida de su fe), es un ofrecimiento voluntario. De cualquier otra entrada económica que el cristiano tenga (arrendamientos, frutos, cría de animales, primeras ganancias de las ventas y de todo aquello que se considere una bendición adicional de Dios) Deuteronomio. 14: 22-26.

2. ¿Cómo son?

Son santas. (Romanos 11:16). El hecho de apartarla y dedicarla al Señor hace que la primicia sea santificada, siendo esta la representación del resto de la ganancia la cual como masa restante, también es santificada. Lo que yo entrego es santo, aprobado por Dios, y lo que queda en mi poder también es santificado y bendecido por Dios, ¿Desea usted que sus ganancias y posesiones sean santificadas? Dé las primicias y así será.

3. ¿A quién se entregan aquí en la tierra?

A la autoridad espiritual los sacerdotes, pastores, siervos de Dios que están al frente de la obra del Señor tiempo completo. (Números. 18:11-13; Nehemías. 12:44; 2 Cron. 31: 4-10). Estos siervos tienen la autorización de Dios para hacer uso de las primicias como ellos consideren mejor. En su propio beneficio y el de su familia. (Num.18:13).

La ofrenda o el salario del pastor es un derecho que él tiene, (1 Corintios 9: 1-18) 2 Corintios 11: 7-8. (1 Tesalonicenses 2: 9) Filipenses 4: 15- 16. las Primicias son manifestación de agradecimiento y amor a Dios y a la entrega y dedicación del pastor.

Las primicias para Dios son lo que en el mundo secular se llama propina o bonificación, como reconocimiento a su buen desempeño como obrero (aparte del salario) Honra al Señor dando tus primicias a tu pastor. Gálatas 6: 6


4. ¿Cada cuánto se dan?

Algunas primicias dependían de la cosecha en el tiempo que fuera. (Deut.26: 2, 3,7-10). La forma de vida económica del pueblo de Israel era a partir del campo. Cosechas, ganado etc. De acuerdo a eso ellos ofrecían sus primicias. Hoy en día nosotros determinamos cada cuando hacerlo. Año, mes. (Números. 28:26).

Parámetro a seguir sería hacerlo cada vez que recibamos una nueva bendición, cada inicio de mes, o al principio de cada año, según la iglesia lo quiera celebrar.
(Núm. 78:26)

5. ¿A dónde se Llevan?

- Al templo o casa de Dios. (Éxodo34:26).

- Al sacerdote o ministro de Dios. (Deuteronomio. 26: 2-4).

- No a los orfanatos, ni ancianatos, ni a los más necesitados. (Deuteronomio 26:12).

Ayudar al pobre o al necesitado tiene su lugar. Pero las primicias deben ser llevadas a la casa del Señor.

6. ¿Qué bendiciones trae?

- Asegura la provisión abundante en nuestra casa.) Prov. 3: 9,10).
- Hace reposar la bendición de Dios en nuestra casa. (Ezequiel. 44:30).
- Aceptación y agrado delante de Dios. (Ezequiel. 20: 4041).

CONCLUSIÓN:

Habiendo escuchado esta palabra, lo único que queda es la obediencia y practica de la misma, o el rechazo en desobediencia. Cuando actuamos en obediencia, Dios se encarga de bendecirnos conforme a su palabra. (Ex.22: 29; De. 28:1-14).
INICIO                                           PREDICACIONES